Votacion: 
No hay votos
Lugo 0

Los pequeños protagonizaron la última jornada del Arde Lucus más sofocante

Cuatro mil escolares y padres de una veintena de colegios tomaron este domingo por la mañana el centro de la ciudad antes de desfilar hasta el circo romano para ver un espectáculo

¡Temblad moradores de Lucus Augusti! Esos locos bajitos ya están aquí. Después de cumplir con el deber durante el curso académico, están disfrutando de sus prolongadas vacaciones estivales. Este domingo demostraron su poderío. Tomaron la ciudad, con el apoyo de sus progenitores. Y lo hicieron pacíficamente, al son de los tambores.

Casi 4.000 escolares y padres de una veintena de colegios , según los organizadores, participaron en el gran desfile por las calles de la capital lucense. Su recompensa fue una sesión de circo para contemplar los sanguinarios combates en la arena de los gladiadores.

El desfile va a más, como el Arde Lucus. Este año se incorporaron tres colegios a este acto de la matinal dominical: Manuel Mallo de Nadela, Quiroga Ballesteros e Illa Verde. En este último recogieron el guante lanzado por el Concello dos madres que tienen hijos de tres años en este centro público, Chus Fernández y María José Vázquez. Consiguieron movilizar a 184 personas para debutar en el desfile. Ataviadas como castrexas, porque "hai menos e imos máis abrigadas", contaban que se sumaron a la fiesta para "participar cos nenos nunha actividade" y con el objetivo de repetir en ediciones venideras.

Coincidía con esta última apreciación Juan Carlos Pico, que preside la Asociación de Nais e Pais (Anpa) de otro de los colegios que se estrenaba, el Manuel Mallo, que concurrió con 85 personas. "Tratamos de pasarlo bien, que no sea puntual. Hay que participar en el Arde Lucus y repetir el año que viene con más asistentes", decía.

MÁS ROMANOS. En este desfile predominan los romanos sobre los castrexos. Cada centro luce sus propios colores. A este mosaico cromático también se suman los colegios Divina Pastora-Salesianos, Sagrado Corazón, Paradai, Menéndez Pelayo, Divino Maestro, A Ponte, Casás, Albeiros, María Auxiliadora, Marista A Inmaculada, Anexa, Virxe da Soidade, Rosalía de Castro, Luis Pimentel, Cervantes, As Mercedes y A Milagrosa. La presidenta del Anpa de este último, Paula Carrera, explicaba que es el tercer año que participaban. Su aportación fue más modesta, unas 60 personas, pero con unos fines similares: "integrarnos en el Arde Lucus, que es una fiesta para niños y mayores" y "disfrutar de un día con ellos".

En el polo opuesto se sitúa As Mercedes, con 340 asistentes. Aquí también se suman profesores y monitores del comedor. "Trátase de facer algo en grupo e de colaborar coa festa da cidade ", aseguraba la presidenta del Anpa, Cristina Alonso. A lo largo del curso realizaron talleres para confeccionar los trajes y ensayos para tocar los tambores.

Uno de los colegios más involucrados con la fiesta es el Divina Pastora-Salesianos. Incluso han creado su propia asociación, Salesiani Luci Augusti, que, según su presidente, Andrés Méndez, no solo participa en el Arde Lucus sino que tiene presente esta celebración a lo largo de todo el año con "talleres y visitas didácticas a vestigios romanos". Durante estos días tuvieron una exposición en el Museo Provincial sobre la educación romana.

Las Anpas se superan cada año para lucir sus mejores galas. La del Divino Maestro, que preside Suso Rodríguez, contó con unos legionarios que llevaban enjaulado a un romano corrupto y lucían, junto a su estandarte, un karnix, una reproducción de un alargado instrumento de viento fabricado por el musicólogo y artista sarriano Abraham Cupeiro. Propio de la Edad de Hierro céltica, hasta Julio César hizo referencia a él en sus escritos de las guerras de las Galias.

Comentarios

fotoLos comentarios enviados fuera del horario de moderación, serán aprobados al día siguiente.

Serán borrados los comentarios que contengan insultos y/o contenidos inadecuados. Para cualquier duda, consulta la guía de comentarios.