de actualidad
Rafa Díez Usabiaga Rafa D. Usabiaga
 
Votacion: 
5 (1 voto)
0

Melide, escaparates que miran al futuro

El sector comercial es una parte esencial para poder entender el propio origen de la villa ► Ahora, en pleno siglo XXI, la actividad de muchos de estos negocios tradicionales evoluciona para hacerse más competitivos en un mercado cada vez más global

Esparate, en Melide. XESÚS PONTE

Esparate, en Melide. XESÚS PONTE

LA ACTIVIDAD comercial forma parte de la idiosincrasia de las gentes de Melide y de la propia esencia de la villa, cuyo origen difícilmente se podría entender sin esas ferias surgidas en el medievo y en las que xoieiros, oleiros o zoqueiros ambulantes se daban cita sabedores de la estratégica situación de la pequeña urbe, en pleno centro geográfico gallego, encrucijada de caminos y obligada parada de peregrinos. 

Esa tradición secular, cuya esencia se mantiene viva en las ferias dominicales –sobre todo la grande, la del último domingo de cada mes– ha sido el germen de empresarios dinámicos e inquietos que han acabado por convertir las calles de Melide en un gran centro comercial. 

En él, establecimientos de moda textil, zapaterías, joyerías, alimentación, menaje, complementos o ferreterías no solo han sabido nutrirse de los miles de visitantes que cada domingo llegan incluso a triplicar la población habitual de Melide, sino que, sin perder ese gusto por el trato personalizado y cercano que solo el comercio tradicional sabe proporcionar, buscan otras oportunidades de negocio en las nuevas tecnologías para abrirse a un mercado cada vez más globalizado. "O comercio electrónico e as redes sociais son dúas das accións formativas ás que dedicamos un maior esforzo", asegura Pilar López, gerente de la Asociación de Empresarios Terra de Melide (Asetem), que aglutina casi 150 empresas y negocios de la villa, de los más variados sectores. 

Pilar López López, gerente de Asetem: "O comercio electrónico é as redes sociais son dúas das accións formativas ás que adicamos un maior esforzo"

Para esta directiva de la patronal melidense, las nuevas tecnologías constituyen una gran oportunidad de negocio y, aunque reconoce que "aínda queda moito por facer", en el municipio ya hay buenos ejemplos de emprendedores, capaces de hacer llegar sus productos a lugares que antes resultaban inimaginables. También destaca el Centro Comercial Abierto (CCA), que tiene la particularidad de abrir todos los domingos del año, lo que ha permitido que, en cierta medida, "o comercio de Melide esquivase mellor a crise que outras localidades". 

En esa feria de contrastes que son los domingos melidenses, en los que la Praza das Coles amanece teñida con los colores de los productos de la huerta –verduras, frutas o legumbres– y en los que las viandas de cerdo, las mieles de variados sabores, los quesos de la zona o los panes artesanos que se exponen en la Praza da Afóndega conviven a escasos metros de vanguardistas escaparates y mimados locales, el comercio electrónico se va haciendo cada vez con un mayor hueco, hasta el punto de que, en algunos casos, "prácticamente el cien por cien de nuestras ventas las hacemos por internet, aunque mantener la tienda física nos da un plus de garantía ante nuestros clientes", afirma María José Pacín, de Medusa Shop, cuyas prendas personalizadas llegan hoy a toda España. 

Pero las posibilidades que da internet abren también nuevos caminos al sector primario, donde algunos negocios tradicionales buscan ese plus de innovación para llegar a nuevos mercados. 

Aunque todavía no ha llegado a la treintena, Rubén Pacior es un ejemplo de empresario joven e inquieto que busca nuevas posibilidades al negocio familiar que impulsó su padre y que durante décadas creció en base a la venta de castañas al por mayor. Así nació la marca Petelar, cuyos productos se pueden encontrar en los grandes mercados peninsulares como Madrid o Barcelona, además de en otras muchas ciudades no solo de España, sino también de Italia, Francia o Alemania. 

"O noso obxetivo é evitar a estacionalidade da castaña e poder ter unha gama de productos que nos permita traballar durante todo o ano", explica este joven emprendedor. 

Así, además del fruto fresco, la empresa comercializa una amplia gama de productos elaborados, derivados de la castaña, al tiempo que está desarrollando nuevas líneas de producción como "grelos, caldo galego ou cogumelos en conserva", envasados en tarros de gran tamaño, con el fin de servir a grandes consumidores, "como restaurantes ou hoteles", indica. 

Precisamente, el sector de la restauración tampoco es ajeno a esa corriente innovadora que está llegando a muchos negocios de la villa. Una oferta gastronómica en la que el pulpo a la feria, la ternera o el cerdo gozan de merecida fama y de esa capacidad de atracción que hace que, diariamente, familias y grupos de amigos acudan a a alguno de estos restaurantes para compartir mesa y mantel. 

"En Melide cómese ben en calquer restaurante, pero o que nós notamos foi que non había ningún que ofrecese unha oferta máis elaborada, que, sen abandonar a cociña tradicional, si adaptase técnicas e presentacións máis vangardistas", afirma Miguel Liboreiro, chef de O Tobo do Lobo. 

Desde los fogones de este joven restaurante, que lleva abierto poco más de seis meses, Liboreiro está convencido de las posibilidades que ofrece Melide, "porque é un pobo aberto e moi dinámico. Xa sexa pola súa condición de cabeceira de comarca, pola súa situación no Camiño ou polas súas feiras dos domingos, o certo é que Melide é unha das poucas vilas galegas que incrementou poboación nos últimos anos e, sen dúbida, é un bo lugar para emprender". 

Para Diego Sánchez, gerente de Suministros Sire, la gran ventaja de Melide a nivel comercial es su situación como cabecera de comarca, lo que, según él, "fai que moitos pobos do arredor veñan á vila para abastecerse de todo tipo de productos". Este hombre, que desde el año 1996 está al frente del negocio que fundó su padre hace ya más de cuarenta años, considera que las posibilidades del comercio de Melide se verán todavía más reforzadas cuando se termine de construir la A-54. 

"Algúns pensan que a xente de aquí vaise ir a comprar a outras cidades máis grandes, pero eu creo que a autovía fará que aínda veña máis xente a Melide, sobre todo, os domingos, que é o noso gran diferencial con relación a outras vilas, xa que aquí ese día todo está aberto".

Testimonios de emprendedores y emprendedoras de Melide

Rubén Pacior: "A nosa idea é levar o caldo galego de castañas a hoteis e restaurantes" 

Un pequeño negocio familiar, que durante décadas se dedicó a la venta de castañas al por mayor es el germen de Petelar, una empresa que dirige Rubén Pacior y que está inmersa en un profundo proceso de transformación. "A nosa idea é levar o caldo galego de castañas a hoteis e restaurantes", explica este joven emprendedor. Para poner en marcha esta nueva línea de producción, la nave está siendo adaptada convenientemente, lo que supone una inversión aproximada de algo más de un millón de euros. 



"Comercializaremos envases en formato de lata ou cristal de tres kilogramos de peso, xa que a nosa idea é a venda a grandes consumidores", afirma. 

En Petelar se transforman al año unos dos millones de kilos de castañas, "aínda que o obxetivo a curto prazo é chegar a tres", que se elaboran en forma de variadas delicatessen y llegan a los principales mercados nacionales, como castañas deshidratadas, en almíbar, mermeladas o cookies de chocolate elaborados a partir de harina de castaña. 

Diego Sánchez, Suministros Cire-Clickfer: "Creamos unha marca propia de tendas, que queremos franquiciar" 

Suministros Cire es un ejemplo de empresa familiar que ha sabido adaptarse a los tiempos. Esta ferretería industrial inició su actividad en el año 1975, pero el mercado cambió. "Vimos que a xente empezou a deixar de comprar este tipo de maquinaria e que prefería alugar, polo que no ano 1996 empezamos a dar ese servizo nunha nave que construímos no polígono industrial". Luego percibieron como muchos clientes que acudían a estas instalaciones demandaban pequeñas herramientas, por lo que abrieron una tienda en la misma nave. 

Esta ferretería de pequeños utensilios es ahora la nueva apuesta de esta empresa, ya que la va a trasladar a una nueva nave de 2.500 metros cuadrados de superficie. "Creamos unha marca propia de ferretería que se chama Clikfer. A idea a medio prazo é expandila a outras localidades cercanas, a través dunha fórmula similar ao franquiciado", explica Diego Sánchez, gerente de Cire. 

La inversión de este proyecto supera los 600.000 euros y permitirá a este empresario pasar de una plantilla de siete a diez empleados. 

María José Pacín, Medusa Shop: "Vendemos más moda por internet que en nuestra tienda física" 

Desde su céntrica tienda en el casco urbano de Melide, María José Pacín, propietaria de Medusa Shop, afirma que cuando inició su negocio, hace ahora tres años, sabía que internet sería su principal canal de ventas. E"sas previsiones se han cumplido y hoy vendemos más por internet que en nuestra tienda física", explica esta emprendedora. 

Esta firma melidense apuesta por la customización de la ropa. "Nuestro secreto es que no haya dos clientes con una prenda que tenga el mismo diseño y eso lo logramos hacer manteniendo además unos precios muy competitivos", afirma esta mujer que, hoy en día, ocupa la mayor parte de su tiempo en atender el teléfono y en responder las consultas y pedidos que recibe a través de las redes sociales. 

Medusa Shop también comercializa camisetas diseñadas por otra firma melidense, Miss Rock. Ambas empresas mantienen una fluida relación y gracias a las redes sociales hoy cuentan con fieles clientes en cientos de poblaciones de toda la geografía española y también en algunos lugares del extranjero. 

Miguel Liboreiro, O Tobo do Lobo: "Nesta vila hai espazo para unha cociña con toques de modernidade" 

El equipo formado por Víctor Cabanas y el chef Miguel Liboreiro ha llevado a Melide un nuevo concepto de restaurante, en el que el producto tradicional de la tierra se funde con técnicas de la cocina moderna. Miguel Liboreiro es consciente de la afamada calidad de los restaurantes melidenses, "pero pensamos que na vila hai sitio para esta cociña de estilo vangardista". 

Este joven cocinero de origen vigués, formado en prestigiosos hoteles y restaurantes de toda Europa, llega animado por la exitosa experiencia alcanzada con el Paporrubio, en Sobrado dos Monxes. Está convencido de que elegir Melide para emprender es "moi boa idea, porque é unha vila dinámica, nova, e que ten por diante moito futuro". 

Reconoce que el volumen de ventas que puede alcanzar aquí es menor al de una gran ciudad, "pero a cambio pódese traballar con menos estrés e, a pesar das moitas horas de traballo, a calidade de vida aquí é maior que nunha grande cidade".

Comentarios

fotoLos comentarios enviados fuera del horario de moderación, serán aprobados al día siguiente.

Serán borrados los comentarios que contengan insultos y/o contenidos inadecuados. Para cualquier duda, consulta la guía de comentarios.