de actualidad
Odile Rodríguez de la Fuente Odile Rodríguez
 
Votacion: 
No hay votos
0

La Escola Municipal de Teatro de Vilalba, una década sobre las tablas

El centro cumple diez años de historia y mira hacia el futuro. Arrancó con 20 alumnos y suma 40, con dos grupos de infantil, uno de juvenil y uno de adultos

Miembros actuales de la Escola Municipal de Teatro de Vilalba y gente vinculada a su creación e historia. C.A.

Miembros actuales de la Escola Municipal de Teatro de Vilalba y gente vinculada a su creación e historia. C.A.

Suma diez años de historia sobre el papel. Aunque en realidad ya es más vieja. Tiene raíces profundas bajo las tablas y esencia y fuerza para seguir sumando. La Escola Municipal de Teatro de Vilalba está de aniversario, cumple diez años de historia. 

"A escola está arraigada, conta cun montón de xente activa e preocupada pola calidade", dice María Xosé Lamas, la fundadora de un proyecto que tardó en arrancar pero que no dejó de crecer. "O CDV –una asociación cultural que nació en el año 94 y puso el germen del teatro en Vilalba– presentou un proxecto no Concello no ano 2000. Había moita demanda, a xente quería o teatro como unha actividade máis. E nós queriamos chegar a todo o mundo e non ter só unha compañía afeccionada", relata una mujer que unió su pasión por interprtar con su profesión de maestra para idear la escuela. 

Su proyecto no caló en el año 2000. No había fondos disponibles. E hicieron un primer intento de escuela, como parte de un proyecto más amplio, la Escuela de Artes Escénicas y Musicales de Vilalba, de la mano del CDV, la misma asociación que creó la Mostra de Teatro de Vilalba en 1998. 

"O CDV gratuítamente cubría a demanda", recuerda María Xosé, que indica que en 2005 volvieron a intentarlo. Y no fue necesaria una tercera vez. A la segunda, el Concello aprobó el proyecto de la escuela municipal, concretamente el 6 de noviembre de 2006.

Una exposición recorre la trayectoria de la escuela, a través de todas sus obras, fotos, carteles, atrezo o incluso parte del vestuario

Arrancó con 20 alumnos y dos secciones: adultos e infantil. Hoy, diez años después, suma 40, que se dividen en cuatro grupos: dos de infantil, uno juvenil y otro de adultos. De los que entraron al principio, solo quedan dos: Mónica Fernández y Estrella Naseiro, a los que se fueron sumando muchos otros hasta conformar lo que hoy es una gran familia.

HISTORIA. Durante los tres primeros años, el propio CDV gestionó la escuela, que después pasó a depender directamente del Concello. La primera profesora fue Teresa Castro, que estuvo hasta 2009, y la primera obra, La casa de Bernarda Alba

"Fue una experiencia muy enriquecedora y muy positiva. Era un grupo de personas encantadoras. Y la escuela supuso un impulso para Vilalba y para el auditorio", dice Teresa, "contenta" de que la escuela siga siendo una realidad. 

Tras ella, asumió la dirección Cristina Mariño, que estuvo al frente siete años, hasta 2016. "Fixemos case 40 montaxes entre obras, San Xoán, Enterro da Sardiña... Foi moito aprendizaxe e moito cariño de todos. Fixemos bastante familia", asegura una actriz que defiende que la escuela ya es un ente vivo. "Ten moita saúde e aprendín tanto, tiven tanta sorte de ver a tanta xente medrar diante dos meus ollos, que é algo inolvidable que marca", dice. 

Este curso Guillermo Cancelo e Iria Acevedo, que gestionan otras escuelas como las de Castro de Rei o Riotorto, asumieron la dirección. "Para nosotros es un reto, te encuentras con gente que lleva mucho tiempo, pero que sigue teniendo muchas ganas", dice Guillermo, que asegura que una de sus ideas es sacar más el teatro a la calle y fomentar, como ha defendido en otras escuelas, que salgan grupos y colectivos nuevos. "A sensación é moi positiva. Teñen experienica, veñen de traballar dunha forma e agora enfróntanse a un xeito distinto", dice Iria, que asegura que "hai moitas ideas e posibilidades" porque llegan con "moita ilusión" y sobre todo "gañas". 

Para conmemorar el décimo aniversario, los integrantes de la escuela acaban de inaugurar una exposición en el auditorio que demuestra que siguen con las mismas ganas de crear, convertirse en otros, comunicar y emocionar. La muestra, que se podrá ver hasta finales de mes de lunes a sábados, es un recorrido por su historia, con un repaso a las obras interpretadas, a través de cientos de recuerdos, carteles, atrezo, vestuario o fotografías. 

"A inauguración foi como celebrar o cumpreanos dunha filliña. Hai moitos recordos, elaboracións, tempo", indica María Xosé, expresando una emoción colectiva que se sintió en el auditorio, donde la creatividad atravesó cada rincón y la magia llegó a todo el público.

Comentarios

fotoLos comentarios enviados fuera del horario de moderación, serán aprobados al día siguiente.

Serán borrados los comentarios que contengan insultos y/o contenidos inadecuados. Para cualquier duda, consulta la guía de comentarios.