de actualidad
Rafa Díez Usabiaga Rafa D. Usabiaga
 
Votacion: 
No hay votos

El alcalde de Cervantes culpa a los "pirómanos" de los incendios que arrasaron 80 hectáreas

"Está todo seco y se aprovechan para prender fuego al monte", lamenta Benigno Gómez Tadín

Incendio en Cervantes. TVG

Incendio en Cervantes. TVG

El alcalde de Cervantes, Benigno Gómez Tadín, no duda de que los incendios que consumieron cerca de 80 hectáreas de monte en este municipio de la Montaña lucense durante el pasado fin de semana han sido provocados y opina que los "pirómanos" están aprovechando una sequía inédita en la zona en el mes de abril para "prender fuego".

"Está todo seco", reconoció el regidor local, porque la Montaña de Lugo, en general, y el municipio de Cervantes, en particular, están viviendo una "sequía impensable en el mes de abril". Una circunstancia, añadió que están "aprovechando los pirómanos" para prenderle fuego al monte, porque "el tiempo les ayuda" con "una sequía nunca vista".

"Llevamos una temporada que les ha dado por prenderle fuego al monte. Es algo fuera de serie", dijo el alcalde, a quien la Consellería de Medio Rural viene a darle la razón, dado que ha confirmado que en uno de los dos incendios registrados el fin de semana, concretamente el de Vilaspasantes, comenzó con cinco focos diferentes de forma simultánea.

Los servicios de extinción de la Xunta de Galicia confirmaron que ese incendio, que calcinó 56 hectáreas de monte, quedó sofocado a las 22:20 horas del domingo. De las 56 hectáreas de monte calcinadas, sólo tres fueron de superficie arbolada y el resto de monte raso. En los trabajos de extinción participaron seis agentes forestales, 16 brigadas, 10 motobombas, una excavadora y 2 helicópteros.

Durante el fin de semana otro incendio, en este caso en la parroquia de Cereixido, consumió 20 hectáreas de monte hasta que fue sofocado por los medios de extinción de la Consellería de Medio Rural. El regidor reconoció que en los trabajos de extinción fue decisiva la participación de los helicópteros, porque sin su ayuda "el fuego hubiese sido muy difícil de apagar".