El cambio climático, con lupa 
Votacion: 
No hay votos
Sociedad | Galicia 0

Las lluvias que caen al año en Galicia servirían para llenar 18.000 piscinas olímpicas

La comunidad autónoma sigue siendo la mayor reserva hídrica de España ►Los expertos sí desvelan un cambio para su estudio: la mayor «variabilidad» de los chubascos y de las temperaturas, que alcanzan valores inéditos de forma puntual

Una joven sentada al borde de un embalse gallego, que se halla al 93 por ciento de su capacidad en pleno mes de julio. ALBA SOTELO

Una joven sentada al borde de un embalse gallego, que se halla al 93 por ciento de su capacidad en pleno mes de julio. ALBA SOTELO

LOS EXPERTOS en predicción y en observación meteorológica coinciden en señalar a Galicia como un enclave privilegiado en lo que al tiempo se refiere en los años venideros. Los análisis a largo plazo dejan claro que la comunidad autónoma sigue siendo la reserva hídrica de la Península Ibérica, con precipitaciones medias anuales que se mantienen estables desde el año 2000. Paralelamente, el tantas veces aludido ascenso térmico provocado por el cambio climático apenas sí se ha notado en un territorio en el que los mercurios marcan medias de entre 13 y 14 grados, con un leve incremento cuantificado en menos de medio grado en el presente siglo.

El presente estudio desvela que Galicia recoge una media cercana a los 44.000 millones de litros de agua cada año. El cálculo, efectuado a través de los datos ofrecidos por 16 estaciones meteorológicas de referencia de la red de MeteoGalicia, parte de los 1.486 litros por metro cuadrado que, de media, se registran anualmente en cada una de ellas. El volumen total de líquido que cada año se precipita sobre suelo gallego en forma de chubascos serviría para llenar unas 18.000 piscinas olímpicas, por poner un ejemplo gráfico.


Los veranos en Ourense y Pontevedra son tan secos como en Barcelona, Castellón o Madrid

"No se observan tendencias en lo que se refiere a lluvia acumulada. Es cierto que este año está siendo muy seco, pero recientemente hemos tenido otros muy lluviosos. La lluvia en sí es un meteoro muy cambiante, pero estadísticamente no hemos detectado ningún cambio significativo". Juan Taboada, coordinador de Predicción Operativa de MeteoGalicia, subraya que el cambio climático ha afectado muy poco, al menos por ahora, a la comunidad autónoma, aunque se muestra cauto.

"Las proyecciones de cambio climático apuntan a que el Mediterráneo será cada vez más seco, pero en Galicia, con los datos que tenemos hasta el momento, no está claro hacia dónde vamos", añade el experto.

Una cuestión en la que sí incide MeteoGalicia tiene que ver con la "mayor variabilidad" de los chubascos, tras apreciar acumulaciones de agua más frecuentes en otras latitudes, una variabilidad que también es extensible a las temperaturas, que están manifestando picos en épocas que no se habían producido en las últimas décadas.

PRECIPITACIONES. Echando la vista atrás, se aprecia que las precipitaciones en Galicia alcanzaron en 2016 unas cifras que superaron en un 16 por ciento la media (tomando como referencia las 16 estaciones anteriormente mencionadas). Sin embargo, no se puede hablar de tendencia, pues el primer semestre de 2017 ha sido mucho más seco, y el ejercicio precedente, 2015, fue un 25 por ciento menos lluvioso de lo habitual: se almacenó una media de 1.115 litros por metro cuadrado.

Esa misma dinámica de alternancia se reprodujo en todo el período que ha sido objeto de análisis (2000-2017), con un mínimo de 981 litros registrado en 2007, el año más seco del siglo, y un máximo de 1.813 que se produjo en 2013.

En cuanto a las zonas en las que se produce una mayor cantidad de precipitaciones, los datos apuntan al litoral atlántico de la provincia de A Coruña (en concreto, en A Costa da Morte), y a algunos puntos del interior de Pontevedra (Cuntis y Fornelos de Montes son las estaciones que, año tras año, registran los récords de lluvia en esa provincia). Los puntos con más días de lluvia al año se ubican en la franja Norte de A Coruña y, especialmente, en la línea imaginaria que marca la división entre esta provincia y la de Lugo, desde las rías de Ortigueira y O Barqueiro hacia el interior.

TEMPERATURAS. Galicia también parece estar al margen, al menos por el momento, del cambio climático, en lo que se refiere a las temperaturas. Tras un aumento apreciable en la última década del siglo pasado, los mercurios se mantuvieron estables entre 2000 y 2010, con una media de 13,6 grados (la misma que en los 50 años anteriores) durante toda la década, con la excepción de 2006, cuando los termómetros se dispararon hasta máximos históricos, una de las causas de la mayor oleada de incendios forestales que se recuerdan.

En la actual década, los meteorólogos han vuelto a apreciar una cierta tendencia alcista, cun una media próxima a los 14 grados, casi medio punto por encima de la cifra de referencia anteriormente mencionada.

Sí destaca, al igual que en las precipitaciones, la mayor variabilidad de las temperaturas, manifestada en picos de más de 44 grados registrados en 2016 y en mínimas de -13,5 fijadas en 2012, números extremos para estas latitudes. Esto viene acompañado, además, de una cierta desestacionalización de las máximas y las mínimas, un fenómeno apreciado esta misma primavera, en abril, cuando se vivieron tres semanas de intenso calor (máximas de 39 grados) y una cuarta de intenso frío que echó por tierra cientos de cosechas.

NORTE/SUR. Otro aspecto que llama la atención es la diferencia en cuanto a días de precipitación y temperaturas entre el Norte y el Sur de Galicia durante el período estival. Un análisis efectuado a tal efecto por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) sobre las lluvias en toda la Península Ibérica sitúa a las Rías Baixas, el Sur de Lugo y la provincia de Ourense al mismo nivel que la costa de Cataluña, Castellón, Madrid, Castilla la Mancha e incluso el Norte de Extremadura. Solo en Andalucía, el Sur de Valencia y Murcia llueve menos que en los citados puntos del Noroeste.

Sí se cumple el dicho de que "en Galicia siempre llueve" en el Norte de Lugo y de A Coruña, donde los veranos son más húmedos que en el resto de España.

Comentarios

fotoLos comentarios enviados fuera del horario de moderación, serán aprobados al día siguiente.

Serán borrados los comentarios que contengan insultos y/o contenidos inadecuados. Para cualquier duda, consulta la guía de comentarios.