Votacion: 
4.6 (7 votos)
Lugo

Envían a prisión a uno de los gemelos y hallan en su casa un arma real

La Policía registró por segunda vez la vivienda y encontró una pistola con 4 balas y alrededor de medio kilo de hachís . Su hermano quedó libre

La última reyerta sucedió a plena luz del día en el barrio del Sagrado Corazón. Victoria Rodríguez

La última reyerta sucedió a plena luz del día en el barrio del Sagrado Corazón. Victoria Rodríguez

La jueza Pilar de Lara envió a prisión a uno de los gemelos detenidos el pasado miércoles tras darle una paliza y disparar con un arma de fogueo a un joven en el barrio del Sagrado Corazón. B.N.S. prestó declaración en el juzgado de instrucción número 1 de Lugo y posteriormente fue trasladado a un centro penitenciario tras confesarse autor de todos los hechos, tanto de la agresión como de la posesión de estupefacientes. Su hermano, J.N.S., no declaró y quedó en libertad.

Antes de arrestar a los gemelos, el grupo de drogas de la Policía Nacional realizó el miércoles un registró en su domicilio- donde residen con sus padres- y localizó marihuana y hachís, en pequeñas cantidades, así como un sobre que contenía alrededor de 6.000 euros en efectivo.

El joven asumió la agresión y la posesión de droga. También le imputan obstrucción a la Justicia por amenazar a la víctima

Una vez detenidos, los dos hermanos prestaron declaración en comisaría y los agentes regresaron a la vivienda para realizar un nuevo registro, en el que se incautaron de unas 60 bellotas de hachís —con un peso aproximado de medio kilo— y de una pistola con cuatro balas.

Al parecer, el arma que encontraron los investigadores es de munición real y no de fogueo, por lo que no sería la misma que utilizaron durante la trifulca del martes.

Los investigadores barajaron desde el primer momento la hipótesis de que el enfrentamiento que tuvo lugar en el Sagrado Corazón obedecía a las rencillas entre varios grupos de jóvenes por temas de drogas. De hecho, la Policía Nacional ya llevaba tiempo vigilando a los gemelos -de 20 años de edad- y los registros domicilios confirmaron su participación en el trapicheo de drogas detectado en la capital.

DELITOS. Ante la jueza Pilar de Lara, B.N.S. asumió la autoría del disparo y señaló que tanto la droga como la pistola eran de su propiedad, eximiendo de culpa a su hermano.

Además de un delito de lesiones y otro contra la salud pública, la juez le imputa también otro de amenazas y obstrucción a la Justicia, ya que al parecer llamó a la víctima tras el ataque registrado el martes para coaccionarla con el objetivo de que no denunciara los hechos ante las fuerzas y cuerpos de seguridad.

El chico, sin embargo, no se dejó intimidar y puso una denuncia en comisaría tras de recibir el alta hospitalaria. El joven fue localizado por la Policía Local tras la paliza —cuando caminaba por al calle "desorientado, temblando y aturdido"— y tuvo que ser trasladado al Hula, ya que presentaba múltiples golpes y una herida en la cabeza provocada por el disparo que recibió. Los agresores y la víctima ya habían mantenido previamente varios enfrentamientos a través de las redes sociales.

Pocos días antes de ese suceso, los gemelos ya habían participado en otro altercado registrado en una cervecería de la capital lucense. Los dos jóvenes hermanos formaban parte de un grupo más extenso que atacó a una pareja y ocasionó desperfectos en el establecimiento.

Tal y como confirmó tras el suceso del martes el subdelegado del Gobierno, Ramón Carballo, los gemelos detenidos ya tenían antecedentes por drogas. El hermano que quedó en libertad tiene además a sus espaldas una condena de 18 meses de prisión por apuñalar a un joven en un botellón.