FÚTBOL

El Lugo, colíder tras ganar al Alcorcón (0-1)

de actualidad
Michel Salgado Míchel Salgado
 
Votacion: 
No hay votos
Sociedad 0

Javier Pedreira 'Wicho': "La adicción a internet se resume en que no existe"

Es informático en los Museos Científicos Coruñeses, pero también gestiona la web Microsiervos y participó en el libro conjunto 'Los nativos digitales no existen'

Javier Pedreira. EP

Javier Pedreira. EP

¿Qué es un nativo digital y por qué cree que no existe?
El término 'nativo digital' lo usó, Marc Prensky en 2001 en el artículo Nativos digitales, inmigrantes digitales. Veía a sus alumnos más cómodos haciendo las correcciones en el ordenador, mientras que los más antiguos preferían pasar las correcciones del papel al digital. A los primeros los denominó 'nativos digitales' y a los segundos 'inmigrantes digitales'. Como las etiquetas nos molan mucho, el uso de 'nativos digitales' ahora se aplica a todo ser vivo nacido en la era Google, a los que se les presupone un manejo innato y parece que no hace falta enseñarles. Pero si rascas un poco te encuentras con alumnos que si los sacas de WhatsApp o Instagram están muy perdidos. Tienen dificultades con el manejo de Google Drive y en mi opinión, estas habilidades cada vez serán más demandadas por las empresas.

"Los nativos digitales están perdidos si los sacas de Whatsapp o de Instagram"


¿Y qué vías cree necesarias para cambiar estas conductas?
Lo que pretendemos con el libro es, como padres y educadores, acompañar a los chavales en el uso de las nuevas tecnologías. Soy partidario de que en los institutos no debería haber clases de informática como tal. Deberían sentarse los conocimientos básicos para luego emplearlos en el currículum. Cuando éramos pequeños hacíamos ejercicios con el lápiz en los cuadernillos Rubio, pero luego nunca más volvimos a tener este tipo de materias.

O sea, ¿emplear la informática de manera transversal en el aula?
Claro. Integrar el uso de ordenadores, internet y tablets en su trabajo de clase; cuantas más asignaturas, mejor. Tendríamos que enseñarles el tipo de contenidos con los que se pueden encontrar y que si tienen algún problema pueden contar con nosotros. Si ves a tu hijo viendo porno y le montas un pollo, puede que en un futuro se encuentre, por ejemplo, con imágenes de una compañera desnuda y que no sepa que es un delito y no se atreva a acudir a ti.

Pero es probable que muchos padres tampoco estén familiarizados con este mundo...
Por supuesto. Incidimos mucho en el libro en que hay que hacer una labor de acompañamiento para evitar problemas de comunicación con tu hijo, como que te llegue con que ve el Rubius y tú no sepas ni qué es un youtuber. Hay que estar al tanto de lo que hacen, aunque el contenido que consuman no te haga gracia.

En un capítulo tratan la adicción a internet, ¿Cual es su opinión sobre el tema?
Mi opinión se resume en dos palabras: no existe (risas). Este capítulo lo escribe Eparquio Delgado, un psicólogo, y defiende que lo que define una adicción, en internet no se cumple, como que cada vez necesitas consumir más o que el uso nunca es suficiente. En internet se estabiliza. Lo cual no quita que se den usos inadecuados, como estar con el móvil conectado en la comida o que se consuma un mal contenido. Pero lo concebido por psicólogos y médicos como adicción, no existe.

¿Ha llegado un punto en que si no estás en internet, estás excluído?
Sí, para la mayor parte de los chavales, si no les das un móvil, estás excluyéndolos. Es un empeño inútil, porque aunque no les des un móvil, en cuanto salga de casa y se vaya a un cíber, se conectará a internet. Si no tiene conocimiento de qué tipo de contenidos son adecuados, les harás daño.

A veces parece que es un acto de protección...
Supongo que sí. Yo tengo una amiga que en su casa no había televisión. Treinta años después le faltan una serie de referentes culturales o no entiende cosas que decimos gente de nuestra edad. No pasa nada, pero son ciertas carencias. Con internet les estás apartando de la realidad en la que viven inmersos.

Usted fue bastante pionero en el mundo de los blogs, ¿Cómo ve este campo ahora?
A los blogs los han matado ya varias veces. Tuvieron su boom, luego vino Facebook o Twitter y ya no hay tanta gente que tenga un blog. Ahora se comparte más información que nunca y el problema es saber filtrarla. Pero también cualquiera que tenga una historia que contar la comparte y eso pone una riqueza cultural al alcance de todo el mundo que me parece una de las mayores revoluciones de la historia de la humanidad.

¿Ya no son necesarios intermediarios para comunicarse?
Claro, antes si tenías algo que contar o te las apañabas para acudir a la radio, prensa o televisión o nadie se enteraba. Hoy en día lo cuentas en tu blog, canal de Youtube o Twitter. Pensaba que era raro por ser aficionado a la fotografía de aviones hasta que me di cuenta de que había más gente como yo y eso fue gracias a internet.

Es una cara de la moneda con beneficios que muchos adultos desconocen
Sí, es cierto que en internet hay contenidos que no son buenos. Por ejemplo, el ciberbullying, que mediáticamente está muy espectacularizado, pero por lo que yo sé, tiene menos incidencia el ciberbullying que el acoso en la vida real. Esto representa una falta de educación en valores para el uso de internet o en su formación como personas.

También al ampararse en un anonimato, se pueden sentir más seguros para atacar a otra personas...
Como te metas en un follón, la policía o los jueces van a encontrar tu rastro. La gente cree que por tener un perfil en Twitter ya cuenta con un anonimato, pero no. Estás conectado a una dirección IP, que si un juez pide a tu proveedor de internet, mandan la dirección de tu casa y te encuentran. Es un anonimato relativo. Y ojo, que hay gente que sí lo necesita porque es un activista político o porque por ser homosexual en su país le parten las piernas. El anonimato bien entendido y bien explicado, es correto, pero no usarlo para hacerle daño a los demás.

Comentarios

fotoLos comentarios enviados fuera del horario de moderación, serán aprobados al día siguiente.

Serán borrados los comentarios que contengan insultos y/o contenidos inadecuados. Para cualquier duda, consulta la guía de comentarios.