PDF

Ver la portada de hoy

de actualidad
Liliane Bettencourt Liliane Bettencourt
 
Votacion: 
No hay votos
Lugo 4

El Concello de Lugo pagó 40 millones desde 2015 en facturas de dudosa legalidad

En lo que va de 2017 ya se abonaron 13,7 millones con reparos del interventor

El pleno autorizó este año abonos de facturas con reparos de legalidad por importe de 2,5 millones. TEJERO (AEP)

El pleno autorizó este año abonos de facturas con reparos de legalidad por importe de 2,5 millones. TEJERO (AEP)

El elevado número de servicios y suministros que el Concello abona a empresas que no tienen contrato en vigor provocó en los últimos tres años que se hubiesen pagado más de 40 millones de euros en facturas con reparos de legalidad del interventor. Estos pagos fueron finalmente autorizados bien porque desde la alcaldía se levantó mediante decreto los reparos, que suele ser la fórmula más común, o porque el pleno autorizó un reconocimiento extrajudicial de crédito debido a que se trataba de facturas atrasadas correspondientes a ejercicios anteriores.

En ambos casos, en los últimos años se han registrado aumentos en las cifras abonadas, debido sobre todo al incremento del número de contratos caducados, que, según un estudio elaborado por el grupo municipal de Ciudadanos, son 35 en la actualidad. Así, en el año 2015, en el que hasta mitad de año estaba al frente de la alcaldía José López Orozco, el Concello abonó 11,1 millones de euros en facturas con reparos, de los que 9,6 millones correspondieron a reparos levantados desde la alcaldía y 1,4 a reconocimientos de crédito aprobados en cuatro sesiones plenarias. Ese año el mayor importe pagado fue el último autorizado, en este caso ya por la alcaldesa Lara Méndez, por importe total de 1.511.621 euros.

En 2016, las cifras volvieron a aumentar y a final de año se habían abonado 15,9 millones en facturas de dudosa legalidad. Al igual que había ocurrido en 2015, la mayorías de los abonos correspondían a consumos energéticos, aunque también recibieron reparos del interventor los abonos por el proyecto modificado de la cárcel vieja o por gastos de la concejalía de cultura para la organización del Arde Lucus. Además, del montante total, 10,2 millones de euros correspondieron a reparos de legalidad levantados por la alcaldesa y 5,7 millones a reconocimientos extraordinarios de crédito aprobados en cinco sesiones plenarias, siendo el más cuantioso el correspondiente al pleno de octubre, en el que se validaron facturas por importe de 3,4 millones.

Los abonos de dudosa legalidad también se dispararon este año hasta el punto de que hasta diciembre, solo en facturas a las que la alcaldesa levantó los reparos del interventor, se abonaron ya 11,2 millones, según avanzó hace unos días el grupo del PP. Además, en estos meses el pleno autorizó reconocimientos extrajudiciales de crédito por importe de 2,5 millones, no sin polémica de por medio, dado que el grupo popular llegó a bloquear hasta en tres sesiones estos pagos porque alegaba que muchos de ellos eran a empresas que llevaban años con el contrato caducado.

El PP tilda de "sangría" el coste de la grúa, cuyo contrato será readjudicado

El grupo del Partido Popular denunció este miércoles que el servicio de grúa municipal le ha costado al Ayuntamiento de Lugo 5,2 millones de euros desde 2005, fecha en la que fue adjudicado el contrato a la empresa Cechalva y que está bajo la lupa de la Justicia en la instrucción de la operación Pokemon. El edil Enrique Rozas calificó en rueda de prensa esta concesión como una auténtica "sangría económica", al tiempo que acusó a los sucesivos gobiernos socialistas de haber permitido "este saco sin fondo", con un "déficit que supera las inversiones municipales" previstas para todo el año 2017.

Además, el concejal popular denunció pagos con reparos del interventor a la concesionaria de la grúa por importe de 700.000 euros, desde que caducó la vigencia del contrato en noviembre de 2015. Por ello, Rozas lamentó que el gobierno local no hubiese dado en estos dos últimos años "ningún paso en firme para frenar esta sangría".

Según los datos aportados por el concejal, el coste de la grúa para el Concello se fue incrementando año tras año hasta llegar a un desembolso de 520.000 euros en 2012, una cifra que desde entonces se fue rebajando hasta los 445.000 euros pagados el año pasado, ya con el contrato caducado y en el que la empresa concesionaria no facturó los costes de amortización de los vehículos.

De hecho, Rozas comentó que al tener ya en propiedad las grúas el Concello no tendría por qué haber problema para remunicipalizar el servicio en lugar de readjudicarlo, como asegura que va a hacer el gobierno local, que tendría ya ultimado el pliego para un contrato por un año más otro de prórroga.

Comentarios

fotoLos comentarios enviados fuera del horario de moderación, serán aprobados al día siguiente.

Serán borrados los comentarios que contengan insultos y/o contenidos inadecuados. Para cualquier duda, consulta la guía de comentarios.

imagen de usuario
Sior jueves 14 de septiembre de 2017, 15:10
4

#3 faltouche o pelomocho do furgón mareado

imagen de usuario
Rois jueves 14 de septiembre de 2017, 15:03
3

O Rozas ca grúa, Castiñeira con garañón e Ameijide cos baches. Política de alta graduación. Manda carallo!

imagen de usuario
Raquel jueves 14 de septiembre de 2017, 14:44
2

Lo que es una sangría es tener un tipo como Rozas chupando del bote. Hasta que desembarcó en el concello no paró. Anda poniendo verde por todos lados a Castiñeira y a Ameijide. No tiene vergüenza. A ver si un día nos deja en paz.

imagen de usuario
Pimpollita jueves 14 de septiembre de 2017, 12:35
1

Responsabilidades políticas de Lugonovo